Revista Internacional de Poesía "Poesía de Rosario" Nº 19
Revista Internacional de Poesía : "Poesía de Rosario" Nº 19  
  INICIO
  EDITORIAL
  AUSPICIANTES
  HOMENAJES A:
  ENSAYOS
  NUEVOS MEDIOS
  POESIA ARGENTINA
  => Beatriz Schaefer Peña
  => Lidia Benas
  => Miriam Cairo
  => Felipe Demauro
  => Gary Vila Ortiz
  => Mario Jofré Gutiérrez
  => José Muchnik
  => Carina Paz
  => Esteban Porronett
  => Ana Russo
  => Silvio Gonzalez
  => Luciano Trangoni
  => Reynaldo Uribe
  => Gustavo Marcelo Galliano
  => Roberto Glorioso
  => Juán Coronel Maldonado
  => María del Carmen Suárez
  => Osvaldo Aguirre
  => Mariana Miranda
  => María Casiraghi
  BIBLIOGRAFICAS
  POESIA INTERNACIONAL
  POESIA BILINGÜE
  ENLACES RECOMENDADOS
  COMUNICACIÓN CON EL EDITOR
  ¡¡¡NOVEDADES!!!
Gustavo Marcelo Galliano

Gustavo Marcelo Galliano
 




 

SUSURROS DE LA NOCHE

El aura de la noche
gime en avalanchas,
serpenteante, candorosa,
transpirando color.
Montada sobre nubes
tus brazos, cual férreas aspas,
emprenden cabalgatas, eternas,
por sobre el éxtasis del amor.
Remolinos de seda,
entrelazados al gozo,
mientras espasmos fragorosos
beben aguardiente del crear.-



PULSACIONES

Perlas nacaradas de sal
corrompen tus encías con sonrisas,
bebiendo el peregrino sudor de mirra,
la flema del ajenjo, ángel desértico.
Letras circulando arterias
en el corazón vertiginoso del alma,
cual biblioteca humana transmigrada
bifurcándose por venas y vectores.
Manos vacías de tímidas caricias,
brazos exiliándose de abrazos,
vano será cada latido entonces
si esos ojos se hacinan en sus cuencas.
Músculos amnésicos de tensiones,
tendones distendidos, holgazanes,
fortaleza erigida en ruina ardiente,
Infierno de la otrora joven Muralla.
Destellos implosivos, disonantes,
música del alma amarrando ensueños,
desesperados tulipanes sofocando puentes
y ante el menor desliz truenan Tocata y Fuga.
Cartas de amor jamás escritas,
rostros desfibrilando memorias,
cartílagos de pasión deshilachados,
derrotero del olvido perpetuo y marmóreo.
Letras, caricias y abrazos,
pasión y sensualidad anquilosadas,
braman las perlas rumbo al averno sensitivo,
pulsaciones aceleran el beso, in eternum, a tu cuello.-


DE CUMBRES Y GOCES

Irrumpo en la cima
turgente de tus pechos,
y me deslizo
bañándote de luna.
Por la planicie marfil,
donde tu vientre,
desemboca afiebrado
en plena tundra.
Y a paso de machete,
embisto enceguecido,
contra la húmeda oscuridad
del Gran Deseo.
Y en el vórtice fugaz
de lava y fuego,
inundo de semillas tu caverna,
con vértigo ciclópeo, jadeos.








REINA GRIS EN CIUDAD CREPÚSCULO

Reina Gris gobierna,
Ciudad Crepúsculo observa,
la miel, la mies, la piel,
todo ofrendado a ella.
Baila Reina Gris,
baila decadencia,
que hoy tu infiel estirpe
al fin ya no procrea.
Sonríe Reina Gris,
sin bufones ni Corte,
la suciedad de tu reino
sentenciando te absorbe.
Ríe Reina Gris,
ríe y alecciona,
que en tu reír bastardo,
la urbe no da loas.
Jadea Reina Gris,
revuélcate en tu odio,
que el carrusel del olvido
no gravará tu historia.
Estalla Reina Gris,
propagadora del mal ,
en tu paso pestilente,
de catadora seminal.
Solloza Reina Gris,
nosotros lo imploramos,
esclavos de tu lujuria,
con hiel amamantados.
Resígnate Reina Gris,
sin súbditos ni huestes,
nosotros, tus burlados,
reiremos de tu suerte.-







SEDUCCION, LABIOS Y MAR

Localicé el ocaso del día en mí,
creyendo ver tu sonrisa en la bruma,
evolución del silencio en frescura,
cual tesis desleal de mis sentidos.
Perduras, el olvido aún no erosiona,
te sumerges y emerges en las aguas,
cristalinas aguas de voluptuoso oleaje,
donde Poseidón no reina, sólo mi mente.
¿Fue la seducción mi soledad?
no, creerías que profané la necedad,
fueron tus labios con reminiscencia a Mar,
néctar divino que incendió a mi alma.
Lapso, detente impertinencia burda,
monólogo destructivo de mi ser,
agitarás el recuerdo hasta agotar la luz,
al resucitar tus labios estos versos.
Contemplé el respirar de la noche en mí,
creyendo ver tus ojos en la penumbra,
cristalizó el resplandor de la tiniebla,
ofrenda mortal, en la Bahía del Adiós.-



ALGUIEN OBSERVANDO

Te he observado espiar tras las cortinas,
con la mirada perdida en algún horizonte,
devorando a otras gentes tan indiferentes
que machacan veredas sólo por costumbre.
He notado la inquietud de tus pupilas,
con manos crispadas por tanta impotencia,
y un suspiro profundo empaño los cristales,
sin poder destruirlos como hubieras deseado.
Te he visto observar desde tu fortaleza,
con frente sudorosa y aspecto cansino,
bebiendo la brisa que obsequia la noche,
sin penas ni glorias, solo por destino.
He descifrado de pronto tus dudas y temores,
náufrago del llanto que abraza la impaciencia,
soñando una isla sin tesoros ni puertos,
y miles de gaviotas de incesante vuelo.
Te he visto observar hacia mi ventana,
papel y lápiz en mano, escribiéndome algo,
y dudé entonces si en verdad existías
o un gigantesco espejo pendía del cielo.-

LLUEVEN MARES

Llueven mares de crisis
reportan los augures,
empolvando cerebros
con mustias remembranzas.
Soplan vientos de crisis
sentencia del profeta,
muérdago y laureles silentes
disfrazando el albor.
Queman soles de crisis
anticipaba el cacique,
y en tipis de miseria
su extirpe se extinguió.
Mutan eras de crisis
murmuraron las nubes,
y por necios mortales
escogimos ignorar.
Inundan crisis al tiempo
recordaron los patriarcas,
sentados junto a la hoguera
del conveniente olvidar.
Fue la crisis de Crisis,
en capullos desbordantes,
que ensangrentando la seda,
optaron por odiar.
Llueven mares de rencores,
de semillas fermentadas,
de árboles y pájaros agónicos,
de seres obsesivos cegando hermandad.-



MIGRAR HACIA EL SOL

¡Mundo... detén tu destructiva marcha...!
concédeme llegar más allá de mi sombra,
y migrar distendido hacia aquel Sol,
cobijando ilusiones que no saben de ardores.
La silla a mi lado se aturde tan vacía,
vacía está la sala, tan plena de gentío,
pero ella se ha ido, se marcharon sus pasos,
y aún sin conocerla, mi mente fue su estrella.
¡Mundo... déjame respirar... un verano más!
el letargo ha pactado y se declaró vencido...
permítele al dolor que duerma su demencia,
déjame migrar al Sol... migrar a su refugio.
Las voces se diluyen, se disipan en la brisa,
la multitud desaparece y yo anclado a mi vida,
solo junto a su silla, vacía de marcharse,
de marcharse pronta, para continuar siendo Sol.
¡Mundo... déjame recorrer su geografía!...
Y saborear su recuerdo, sonriendo, dulce miel,
que el marcharse no siempre se nutre de lo eterno,
que lo efímero, por tanto, no deja de ser tierno.
Que esta barca avance sin temor a tifones,
que esta balsa resista los embates de un eco,
que el faro de sus ojos me guíen suavemente,
y la calidez de su esencia nos refugie a los dos.
Que la marea no evoque ocultas remembranzas,
ni corrientes alienten venganzas de ultramar,
que el rumbo de la proa mi surcar no desvíe,
por cantos de sirenas intentando subyugar.

El guardián me avisa: final de la jornada,
nadie queda en la sala, tan solo unas banderas,
y aguardando regreses, suplicaré por refugio,
y que el Mundo me conceda migrar hacia tu Sol.-

Gustavo Marcelo Galliano. Nacido en Gödeken, residenEn Rosario, Santa Fe, (República Argentina).Escritor y poeta. Docente e investigador universitario. Crítico Literario y Consejero Editorial de la revista El Cuartito de Pensar (Cádiz, España), Columnista Especial en la Revista Hispanoamericana de Arte y Literatura (RHARTE / Buenos Aires), Columnista de Arte y Cultura en el Portal RMC (Florida, USA), y Corresponsal Especial de CAÑASANTA (Revista de Arte y Literatura de Toronto, Canadá). Obras suya se ha traducido al inglés, alemán, francés, italiano, búlgaro, rumano, ruso, sueco, portugués, etc. Su libro de narrativa breve, “La cita” (Ed. Aries, Bs. As., Argentina. 2009) .
RELOJ  
   
Publicidad  
   
Contador  
  Free counter and web stats  
Hoy habia 5 visitantes (24 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=